¿qué es una exposición de arte?

Una exposición, en el sentido más general, es una presentación y exhibición organizada de una selección de objetos. En la práctica, las exposiciones suelen tener lugar en un entorno cultural o educativo, como un museo, una galería de arte, un parque, una biblioteca, una sala de exposiciones o una feria mundial. Las exposiciones pueden incluir muchas cosas, como el arte tanto en los grandes museos como en las galerías más pequeñas, las exposiciones interpretativas, los museos de historia natural y los museos de historia, y también variedades como las exposiciones más comerciales y las ferias.

En inglés británico, la palabra «exhibition» se utiliza para referirse a una colección de objetos colocados en exposición y al evento en su conjunto, que en inglés americano suele ser una «exhibición». En ambas variedades del inglés, cada objeto que se muestra en una exposición es una «exhibición». En el uso común, las «exposiciones» se consideran temporales y suelen estar programadas para abrirse y cerrarse en fechas concretas. Aunque muchas exposiciones se presentan en un solo lugar, algunas se muestran en varios lugares y se denominan exposiciones itinerantes, y otras son exposiciones en línea. Las exposiciones que presentan objetos especialmente frágiles o valiosos, o animales vivos, pueden mostrarse sólo durante una presentación formal, bajo la estrecha supervisión de un asistente o educador. Las exposiciones temporales que se transportan de una institución a otra son exposiciones itinerantes.

Ejemplos de exposiciones de arte

Preguntas y respuestas: ¿Cuál es el propósito de una exposición de arte?Publicado el 15 de enero de 2019 por Russ White Seis artistas y curadores locales profundizan en una pregunta aparentemente simple.El comienzo de un nuevo año puede ser un momento de gran claridad, si se lo permite. Nuevos objetivos, nuevas reglas, nuevas perspectivas sobre quién eres y qué te importa, especialmente después de pasar unos días con la familia. Tal vez ahora, a tan solo dos semanas de iniciado el 2019, el brillo ya ha comenzado a atenuarse en tu nuevo año: la promesa de un nuevo comienzo tal vez sea traicionada por viejos hábitos, problemas diarios y fascistas. Pero mantened la fe, amigos míos; el año aún es joven.

Hay una pregunta que me ronda la cabeza desde hace tiempo. Es una pregunta muy simple (tan simple que es casi estúpida), pero pensé que el comienzo de un nuevo año sería un buen momento para obtener otras perspectivas al respecto, para reevaluar por qué hacemos lo que hacemos.

Me puse en contacto con varios artistas y comisarios y se lo planteé así: Estoy pensando en la posición del arte en el mercado, en el canon cultural, en las estructuras de poder y de clase existentes y, como artista, en la audacia de mostrar una obra que nadie te ha pedido que hagas. He estado pensando en los orígenes de la exposición mensual de arte como una forma de vender arte, y si esa sigue siendo (o alguna vez lo fue) la función principal de todas estas exposiciones. ¿Podría ser el momento de repensar la estructura de las exposiciones de arte en general?

Cómo preparar una exposición de arte

La exposición de arte representa el momento más importante de valorización de un artista y de sus obras, una oportunidad única que involucra a una serie de protagonistas desde el galerista, a los coleccionistas, a los admiradores y a los aficionados.

Además del valor cultural y promocional, el momento de la exposición se convierte en una preciosa oportunidad de venta, que retroalimenta el trabajo realizado para la realización de las obras y para la puesta en valor y la preparación.

Una exposición de arte puede realizarse en diferentes tipologías, destinadas a presentar un relato coherente y eficaz de una investigación artística, de un tema específico o como testimonio de una colección de arte pública o privada traducida en una cuidadosa selección de las obras a exponer.

La exposición individual engloba la búsqueda de un solo artista dentro de un espacio privado o público, apoyada en un análisis histórico-crítico o curatorial. Normalmente en la personal el artista tiende a proponer las piezas más recientes o más famosas.

La exposición temporal es la que tiene una duración corta, desde unas semanas hasta cubrir meses. La ventaja de este método de exposición es que permite aprovechar al máximo los recursos y espacios disponibles. Sin embargo, no faltan los formatos de exposición muy rápidos, que duran sólo una noche, con el objetivo de conseguir la mayor afluencia de público en el menor tiempo posible.

Tipos de exposición

Una exposición de arte es tradicionalmente el espacio en el que los objetos de arte (en el sentido más general) se encuentran con un público. Se entiende universalmente que la exposición tiene una duración temporal, a menos que, como rara vez ocurre, se diga que es una «exposición permanente». En inglés americano, pueden llamarse «exhibit», «exposition» (la palabra francesa) o «show». En inglés británico, siempre se denominan «exhibitions» o «shows», y un elemento individual de la exposición es un «exhibit».

Estas exposiciones pueden presentar imágenes, dibujos, vídeo, sonido, instalación, performance, arte interactivo, arte de los nuevos medios o esculturas de artistas individuales, grupos de artistas o colecciones de una forma específica de arte.

Las obras de arte pueden presentarse en museos, salas de arte, clubes de arte o galerías de arte privadas, o en algún lugar cuya actividad principal no sea la exposición o venta de arte, como una cafetería. Se observa una importante distinción entre las exposiciones en las que algunas o todas las obras están a la venta, normalmente en galerías de arte privadas, y aquellas en las que no lo están. A veces el evento se organiza con motivo de una ocasión concreta, como un cumpleaños, un aniversario o una conmemoración.

admin

Por admin

Esta web utiliza cookies propias para su correcto funcionamiento. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos.Más información
Privacidad