el renacimiento alemán

Todos sabemos lo que fue el Renacimiento, ¿verdad? Miguel Ángel, Leonardo, Rafael y compañía crearon unas pinturas y esculturas fabulosas con las que seguimos maravillándonos muchos siglos después, y así sucesivamente. (Espero que ahora mismo estés asintiendo con la cabeza y pensando «Sí, sí – ¡por favor, sigue con ello!») Aunque se trata de artistas de vital importancia, y su obra colectiva es lo que suele venir a la mente cuando se oye la palabra «Renacimiento», como suele ocurrir en la vida, las cosas no son tan sencillas.

El Renacimiento (palabra que significa literalmente «nacer de nuevo») es un nombre que hemos dado a un periodo de la historia de Occidente durante el cual las artes -tan importantes en las culturas clásicas- se revitalizaron. Durante la Edad Media, las artes tuvieron muchas dificultades para seguir siendo importantes, debido a las luchas territoriales que se producían en toda Europa. La gente que vivía en esa época tenía bastante que hacer, simplemente, con averiguar cómo mantenerse en gracia de quienquiera que los gobernara, mientras que los gobernantes estaban preocupados por mantener o ampliar el control. Con la gran excepción de la Iglesia católica romana, a nadie le quedaba mucho tiempo o reflexión para dedicarse al lujo del arte.

el arte carolingio

El Renacimiento es un periodo histórico único y culturalmente rico, marcado por un gran florecimiento de la filosofía, la literatura y el arte en Europa. Inmediatamente después de la Edad Media, la era del Renacimiento surgió en Italia a finales del siglo XIV, y alcanzó su apogeo a finales del siglo XV y principios del XVI, a través de maestros del arte italiano como Leonardo da Vinci, Miguel Ángel y Rafael, entre muchos otros. Aunque el Renacimiento como periodo histórico unificado finalizó con la caída de Roma en 1527, el arte renacentista se celebra hasta hoy por sus bellas representaciones del humanismo y la naturaleza.

El origen del arte renacentista se remonta a finales del siglo XIII y principios del XIV en Italia. Este periodo de «proto-renacimiento» (1280-1400) vio cómo los eruditos y artistas italianos volvían a despertar a los aprendizajes y valores clásicos de la cultura griega y romana, tras el largo periodo de estancamiento que había seguido a la caída del Imperio Romano en el siglo VI. El proto-renacimiento fue el periodo anterior al renacimiento en el que los artistas y poetas italianos también comenzaron a deleitarse con el mundo natural que les rodeaba. El pintor florentino Giotto fue el artista más famoso de este periodo y su obra innovadora supuso un gran avance en la representación realista del cuerpo humano en el arte. Así, fue pionero del «realismo» figurativo, que luego desarrollaron plenamente otros artistas de la época renacentista.

el arte romano

El arte del Renacimiento (1350 – 1620 d.C.[1]) es la pintura, la escultura y las artes decorativas del período de la historia europea conocido como el Renacimiento, que surgió como un estilo distinto en Italia hacia el año 1400 d.C., en paralelo con los desarrollos que se produjeron en la filosofía, la literatura, la música, la ciencia y la tecnología. El arte del Renacimiento tomó como base el arte de la Antigüedad clásica, percibido como la más noble de las tradiciones antiguas, pero transformó esa tradición absorbiendo los recientes desarrollos del arte del norte de Europa y aplicando los conocimientos científicos contemporáneos. Junto con la filosofía humanista del Renacimiento, se extendió por toda Europa, afectando tanto a los artistas como a sus mecenas con el desarrollo de nuevas técnicas y nuevas sensibilidades artísticas. Para los historiadores del arte, el arte del Renacimiento marca la transición de Europa del periodo medieval a la Edad Moderna.

Son muchas las influencias que se atribuyen al desarrollo de los hombres y mujeres del Renacimiento a principios del siglo XV; son las mismas que afectaron a la filosofía, la literatura, la arquitectura, la teología, la ciencia, el gobierno y otros aspectos de la sociedad. La siguiente lista presenta un resumen de los cambios en las condiciones sociales y culturales que se han identificado como factores que contribuyeron al desarrollo del arte del Renacimiento. Cada uno de ellos se trata con más detalle en los principales artículos citados anteriormente. Los estudiosos del periodo renacentista se centraron en la vida actual y en las formas de hacer evolucionar y mejorar la vida humana en su totalidad. No prestaron mucha atención a la filosofía o la religión medievales. Durante este periodo, eruditos y humanistas como Erasmo, Dante y Petrarca criticaron las creencias supersticiosas y también las cuestionaron. [El concepto de educación también amplió su espectro y se centró más en la creación de un «hombre ideal» que tuviera una comprensión justa de las artes, la música, la poesía y la literatura y que tuviera la capacidad de apreciar estos aspectos de la vida. Durante este período, surgió una perspectiva científica que ayudó a la gente a cuestionar los rituales innecesarios de la iglesia.

el renacimiento italiano

El arte del Renacimiento (1350 – 1620 d.C.[1]) es la pintura, la escultura y las artes decorativas del período de la historia europea conocido como el Renacimiento, que surgió como un estilo distinto en Italia hacia el año 1400 d.C., en paralelo con los desarrollos que se produjeron en la filosofía, la literatura, la música, la ciencia y la tecnología. El arte del Renacimiento tomó como base el arte de la Antigüedad clásica, percibido como la más noble de las tradiciones antiguas, pero transformó esa tradición absorbiendo los recientes desarrollos del arte del norte de Europa y aplicando los conocimientos científicos contemporáneos. Junto con la filosofía humanista del Renacimiento, se extendió por toda Europa, afectando tanto a los artistas como a sus mecenas con el desarrollo de nuevas técnicas y nuevas sensibilidades artísticas. Para los historiadores del arte, el arte del Renacimiento marca la transición de Europa del periodo medieval a la Edad Moderna.

Son muchas las influencias que se atribuyen al desarrollo de los hombres y mujeres del Renacimiento a principios del siglo XV; son las mismas que afectaron a la filosofía, la literatura, la arquitectura, la teología, la ciencia, el gobierno y otros aspectos de la sociedad. La siguiente lista presenta un resumen de los cambios en las condiciones sociales y culturales que se han identificado como factores que contribuyeron al desarrollo del arte del Renacimiento. Cada uno de ellos se trata con más detalle en los principales artículos citados anteriormente. Los estudiosos del periodo renacentista se centraron en la vida actual y en las formas de hacer evolucionar y mejorar la vida humana en su totalidad. No prestaron mucha atención a la filosofía o la religión medievales. Durante este periodo, eruditos y humanistas como Erasmo, Dante y Petrarca criticaron las creencias supersticiosas y también las cuestionaron. [El concepto de educación también amplió su espectro y se centró más en la creación de un «hombre ideal» que tuviera una comprensión justa de las artes, la música, la poesía y la literatura y que tuviera la capacidad de apreciar estos aspectos de la vida. Durante este período, surgió una perspectiva científica que ayudó a la gente a cuestionar los rituales innecesarios de la iglesia.

admin

Por admin

Esta web utiliza cookies propias para su correcto funcionamiento. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos.Más información
Privacidad