arte bizantino

El periodo medieval de la historia del arte abarca desde la caída del Imperio Romano en el año 300 hasta el comienzo del Renacimiento en el 1400. En la Edad Media, el arte evoluciona a medida que el ser humano sigue abordando lo tradicional y lo nuevo, incluyendo temas bíblicos, el dogma cristiano y la mitología clásica. Este artículo introduce algunos conceptos de tres periodos: el paleocristiano, el románico y el gótico.

Durante la Alta Edad Media, la Iglesia Católica financió muchos proyectos, y los ejemplos más antiguos de arte cristiano sobreviven en las catacumbas romanas, o criptas funerarias bajo la ciudad. Hacia el año 350, la Iglesia tenía dos centros de poder, Roma en Occidente y Constantinopla (capital del Imperio Bizantino) en Oriente. Los artistas medievales decoraban las iglesias y las obras para el aprecio del público utilizando temas clásicos. Por ejemplo, los mosaicos romanos hechos con pequeños cubos de piedra llamados teselas ofrecían una escenografía cristiana. Alrededor del año 350 d.C., Santa Costanza, un mausoleo construido para la hija de Constantino, incluía una bóveda decorada con mosaicos. Cerca de allí, en Santa Maria Maggiore, se construyó 80 años después el mosaico llamado Melquisedec ofreciendo pan y vino a Abraham. Los primeros mosaicos cristianos utilizaban colores apagados, como los mosaicos clásicos, pero en el siglo IV los mosaiquistas pasaron a utilizar colores y diseños más brillantes.

italo-byza

El arte medieval del mundo occidental abarca una amplia extensión de tiempo y lugar, más de 1000 años de arte en Europa, y en ciertos periodos en Asia occidental y el norte de África. Incluye los principales movimientos y periodos artísticos, el arte nacional y regional, los géneros, los renacimientos, los oficios de los artistas y los propios artistas.

Los historiadores del arte intentan clasificar el arte medieval en grandes períodos y estilos, a menudo con cierta dificultad. Un esquema generalmente aceptado incluye las fases posteriores del arte paleocristiano, el arte del periodo de migración, el arte bizantino, el arte insular, el prerrománico, el arte románico y el arte gótico, así como muchos otros periodos dentro de estos estilos centrales. Además, cada región, sobre todo durante el periodo en el que se convirtieron en naciones o culturas, tuvo su propio estilo artístico distintivo, como el arte anglosajón o el arte vikingo.

El arte medieval se produjo en muchos medios, y se conservan numerosas obras de escultura, manuscritos iluminados, vidrieras, trabajos en metal y mosaicos, todos los cuales han tenido una tasa de supervivencia más alta que otros medios como las pinturas murales al fresco, los trabajos en metales preciosos o los textiles, incluidos los tapices. Especialmente en la primera parte del periodo, las obras de las llamadas «artes menores» o artes decorativas, como la metalistería, la talla de marfil, el esmalte y el bordado con metales preciosos, eran probablemente más valoradas que la pintura o la escultura monumental[1].

arte gótico

Es posible que muchos de sus alumnos tengan una idea muy borrosa sobre la evolución histórica y cultural de Occidente antes del año 1000. A menudo, influidos por la cultura popular, piensan simplemente en este periodo como una misteriosa «edad oscura». Puedes hacer una rápida encuesta para comprobar cuántos de ellos están de acuerdo con esta etiqueta y luego discutir qué ideas asocian con ella. Aproveche la ocasión para corregir esta opinión injusta, pero muy extendida. El periodo posterior a la disolución del Imperio Romano y hasta el año 1000 fue un periodo increíblemente formativo de la cultura artística medieval occidental, una época de grandes innovaciones y producción de artefactos únicos.

Estos grandes cambios sociales, culturales y artísticos fueron el resultado de la fusión de tres importantes tradiciones: La herencia grecorromana, las tradiciones de varios pueblos que vivían o se habían asentado en el norte de Europa y una fe cristiana relativamente nueva. Aunque algunos fueron considerados inicialmente como bárbaros (extranjeros) por los romanos, los colonos del norte se adaptaron rápidamente a la vida de la comunidad romana y muchos de ellos llegaron a ocupar puestos destacados. Otros colonos de Asia Central decidieron establecer sus propias comunidades en Europa para desafiar las estructuras anteriores. Estos constantes movimientos y migraciones se produjeron principalmente durante los siglos IV y V. En los siglos siguientes, estos diversos grupos se fusionaron, sentando las bases de las actuales naciones europeas. Originalmente paganos, los colonos se convirtieron gradualmente al cristianismo y adoptaron muchas de las costumbres y leyes romanas, lo que ayudó a unificar a estas poblaciones heterogéneas.

arte medieval

El arte medieval del mundo occidental abarca un vasto ámbito de tiempo y lugar, más de 1000 años de arte en Europa, y en ciertos periodos en Asia occidental y el norte de África. Incluye los principales movimientos y periodos artísticos, el arte nacional y regional, los géneros, los renacimientos, los oficios de los artistas y los propios artistas.

Los historiadores del arte intentan clasificar el arte medieval en grandes períodos y estilos, a menudo con cierta dificultad. Un esquema generalmente aceptado incluye las fases posteriores del arte paleocristiano, el arte del periodo de migración, el arte bizantino, el arte insular, el prerrománico, el arte románico y el arte gótico, así como muchos otros periodos dentro de estos estilos centrales. Además, cada región, sobre todo durante el periodo en el que se convirtieron en naciones o culturas, tuvo su propio estilo artístico distintivo, como el arte anglosajón o el arte vikingo.

El arte medieval se produjo en muchos medios, y se conservan numerosas obras de escultura, manuscritos iluminados, vidrieras, trabajos en metal y mosaicos, todos los cuales han tenido una tasa de supervivencia más alta que otros medios como las pinturas murales al fresco, los trabajos en metales preciosos o los textiles, incluidos los tapices. Especialmente en la primera parte del periodo, las obras de las llamadas «artes menores» o artes decorativas, como la metalistería, la talla de marfil, el esmalte y el bordado con metales preciosos, eran probablemente más valoradas que la pintura o la escultura monumental[1].

admin

Por admin

Esta web utiliza cookies propias para su correcto funcionamiento. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos.Más información
Privacidad