Arte del cómic

Historiador del arte de formación, Michael Maizels es un investigador multidisciplinar que trabaja en la intersección de la creatividad, la tecnología y la economía. Su próximo libro, un nuevo estudio sobre la evolución del modelo de negocio en la historia del arte de la posguerra, saldrá a la luz en 2021.

Como historiador, esto es muy emocionante, casi el equivalente a que un astrónomo pueda ver el nacimiento de una nueva galaxia. Los resultados multimillonarios conseguidos por Cryptopunks, Bored Ape y Beeple han destrozado largos precedentes en la historia de las subastas de arte y sugieren que podemos estar acercándonos a un punto de inflexión tectónico en torno a la cultura digital y la moneda virtual.

Puede que ese punto de inflexión sea inevitable en el siglo que viene, pero el destino de las figuras más visibles de hoy es notablemente incierto. Habiendo estudiado de cerca varios de estos ciclos, puedo decir con cierta seguridad que los factores que han determinado que las tendencias artísticas se conviertan en historia del arte están recibiendo escasa atención en medio de la escritura de NFT de hoy.

A saber, los movimientos que han mantenido su estima crítica a largo plazo (así como su valor de mercado) son los que han conseguido vincularse a las instituciones, como los museos y las universidades, que destilan prestigio y crean conocimiento.

El primer cómic americano

Top Lists, Historia del Arte 17 de marzo de 2020 Anika D. Cuando descubrimos nuevas obras de arte, nuestro espíritu de curiosidad nos anima naturalmente a buscar las historias que hay detrás de su creación, ya sea para conocer los detalles de la vida del artista o los de su proceso creativo. El gran arte siempre ha sido una fuente de inspiración para numerosos artistas, estudiosos y creativos que han honrado a sus héroes del arte a través de sus propios esfuerzos creativos.

Ahora más que nunca, la cinematografía se ha volcado en proyectos de realización de películas sobre arte y artistas, y no es de extrañar, teniendo en cuenta lo fascinantes, dramáticas y envolventes que pueden ser las historias de arte. Las películas que tratan sobre la historia del arte son hoy un género en sí mismo y pueden ir desde historias biográficas sobre la vida de los artistas hasta emocionantes thrillers de atracos artísticos o documentales educativos sobre la historia del arte, entre otras muchas obras innovadoras. Lo mejor de todo es que abarcan todo tipo de fenómenos artísticos, desde obras clásicas hasta películas sobre arte callejero.

De qué trata su arte del cómic

El Departamento de Historia del Arte y Arte ofrece oportunidades para estudiar la historia del arte, para participar en una amplia gama de ofertas de estudio, para obtener la certificación estatal de maestro en la educación del arte, y para participar en la formación pre-profesional del museo. Se otorga la licenciatura en historia del arte y en pre-arquitectura, y la licenciatura en educación artística. Además, el departamento ofrece programas de posgrado que conducen a los títulos de Máster en historia del arte, en historia del arte y estudios museísticos, y en educación artística; y el de Doctor en Filosofía en historia del arte.

Todos los programas de arte se ven considerablemente reforzados por la estrecha colaboración y el acceso a las instalaciones de las instituciones culturales situadas en University Circle, en particular el Museo de Arte de Cleveland, el Instituto de Arte de Cleveland y el Museo de Arte Contemporáneo de Cleveland.

El Programa de Historia del Arte del Museo de Arte de Cleveland/CWRU existe desde 1967. Los conservadores del museo actúan como profesores adjuntos, y los proyectos de investigación de los graduados bajo su dirección suelen dar lugar a exposiciones y publicaciones. El curso de estudios museísticos y las prácticas proporcionan experiencia en prácticas de comisariado, conocimiento, conservación, diseño y educación museística, y el programa tiene un historial de producción de líderes en el campo de los museos. Los estudiantes de posgrado están expuestos a enfoques históricos del arte, tanto tradicionales como de base teórica, en clases impartidas por profesores reconocidos por su experiencia en diversos campos.

Primer libro de historietas

Un comic book, también llamado libro de historietas,[1][2] revista de historietas o (en el Reino Unido e Irlanda) simplemente cómic, es una publicación que consiste en arte de historietas en forma de paneles secuenciales yuxtapuestos que representan escenas individuales. Los paneles suelen ir acompañados de prosa descriptiva y narrativa escrita, normalmente, diálogos contenidos en globos de palabras emblemáticos de la forma artística del cómic. Aunque el cómic tiene algunos orígenes en el Japón del siglo XVIII, los cómics se popularizaron por primera vez [discutido – discutir] en los Estados Unidos y el Reino Unido durante la década de 1930. El primer cómic moderno, Famous Funnies, salió a la venta en EE.UU. en 1933 y era una reimpresión de las tiras cómicas de humor de los periódicos anteriores, que habían establecido muchos de los dispositivos de narración de historias utilizados en los cómics[3] El término cómic deriva de que los cómics estadounidenses fueron en su día una compilación de tiras cómicas de tono humorístico; sin embargo, esta práctica se sustituyó por la presentación de historias de todos los géneros, normalmente de tono no humorístico.

El cómic como medio impreso existe en Estados Unidos desde la impresión de The Adventures of Mr. Obadiah Oldbuck en 1842 en tapa dura,[14] lo que lo convierte en el primer prototipo de cómic estadounidense conocido. Las publicaciones periódicas de protocómics comenzaron a aparecer a principios del siglo XX, y el primer cómic de tamaño estándar fue Funnies on Parade. Funnies on Parades fue el primer libro que estableció el tamaño, la duración y el formato del cómic moderno. A continuación, Dell Publishing publicó Famous Funnies, de 36 páginas: A Carnival of Comics, de 36 páginas, como el primer libro de historietas norteamericano de quiosco; Goulart, por ejemplo, lo llama «la piedra angular de una de las ramas más lucrativas de la publicación de revistas»[15] En 1905, G.W. Dillingham Company publicó 24 tiras selectas del dibujante Gustave Verbeek en un libro antológico titulado «The Incredible Upside-Downs of Little Lady Lovekins and Old Man Muffaroo»[16] La introducción del Superman de Jerry Siegel y Joe Shuster en 1938 convirtió los cómics en una industria importante[17] e inauguró la Edad de Oro del Cómic. La Edad de Oro dio origen al arquetipo del superhéroe. Según el historiador Michael A. Amundson, los atractivos personajes de los cómics ayudaron a aliviar el miedo de los jóvenes lectores a la guerra nuclear y a neutralizar la ansiedad por los interrogantes que planteaba la energía atómica[18].

admin

Por admin

Esta web utiliza cookies propias para su correcto funcionamiento. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos.Más información
Privacidad